Login
agenda de Atecyr

Noticia Atecyr

15/11/2019 Entrevistamos a David Valle Rodríguez, Director General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid.

El pasado 16 y 17 de octubre, se celebró en Madrid Tecnofrío’19, al que asistieron 420 asistentes. Es la cuarta edición del Congreso de Tecnologías de Refrigeración, organizado por la Fundación de Energía de la Comunidad de Madrid y Atecyr. ¿Qué balance hace de estas cuatro ediciones? ¿Qué motivación lleva a la Comunidad de Madrid a respaldar eventos como éste que reúnen al sector de la refrigeración en Madrid?

El balance del congreso es muy positivo. Tecnofrío se ha consolidado ya como una cita importante en el sector, capaz de convocar a un gran número de profesionales que comparten conocimientos e inquietudes, por lo que no cabe más que dar la enhorabuena a sus organizadores.

Uno de los retos de la Comunidad es reforzar el ecosistema industrial madrileño mejorando la competitividad y la eficiencia energética de nuestras industrias. Tecnofrío se alinea perfectamente con las actuaciones que se están llevando a cabo para afrontarlo, ya que facilita la difusión del conocimiento y, por tanto, contribuye a hacer llegar las mejores técnicas y tecnologías disponibles a todo el sector, sentando las bases necesarias para mejorar su competitividad y promover la implementación de dichas tecnologías, una parte importante de las cuales están dirigidas a optimizar la eficiencia energética de las instalaciones y hacerlas más sostenibles desde el punto de vista medioambiental. Es por esto que la Comunidad apoya incondicionalmente estos eventos.

¿Qué peso tiene en la Comunidad de Madrid el sector de la refrigeración? ¿Cuál es la evolución de instalaciones nuevas en los últimos años? ¿Tienen algún plan previsto para impulsar el sector?

Resulta un poco complicado responder su pregunta sobre el peso del sector en la comunidad de Madrid, ya que no disponemos de datos estadísticos oficiales al respecto. No obstante, creo que puedo darle algunas cifras que pueden dar alguna idea a sus lectores sobre la importancia del sector a nivel regional. Por ejemplo, conforme a los datos disponibles en el Registro Integrado Industrial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, nuestra región acoge alrededor de un 10% del total de empresas frigoristas de nuestro país y, según nuestros propios registros, aquí hay cerca de 5000 instalaciones frigoríficas, sin contar las instalaciones de climatización, que incrementarían considerablemente esta cifra. En cuanto a la tipología de nuestras empresas, que suman cerca de 730, unas 400 son de nivel 1 y aproximadamente 330 son de nivel 2. Por lo que respecta a las instalaciones frigoríficas, alrededor del 70% son de nivel 1 y el resto son de nivel 2.

Desde el punto de vista económico, como ya le he mencionado, no disponemos de cifras oficiales pero, según datos facilitados por la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración, la Comunidad de Madrid concentra el 25% de la facturación del total de las empresas del sector.

Por otra parte, en lo que se refiere a su pregunta sobre la evolución de las instalaciones nuevas en los últimos años, cabe mencionar que entre 2015 y 2017 el número de instalaciones frigoríficas nuevas en la Comunidad de Madrid ha experimentado un crecimiento positivo, alcanzando su máximo en 2017, en el que se registraron 390 instalaciones. El año 2018 no fue tan favorable, ya que sólo se dieron de alta 240 instalaciones. Sin embargo, en 2019 las cifras parecen volver a crecer algo más, ya que aunque aún falta mes y medio para terminar el año, ya se han registrado 244  instalaciones en este ejercicio.

Por último, en relación a nuestros planes para impulsar el sector, debo decirle que en estos momentos tenemos abierto el plazo de solicitudes de la línea de ayudas de eficiencia energética en PYME y gran empresa del sector industrial. Estas ayudas, que pueden solicitarse durante todo el año 2020 o hasta agotamiento de fondos, se destinan a la mejora de equipos y procesos industriales. Se trata de una línea que podría encajar a las empresas del sector industrial que sustituyan instalaciones de refrigeración, siempre que lo hagan utilizando tecnologías de alta eficiencia energética o la mejor tecnología disponible, y con objeto de reducir el consumo de energía final y las emisiones de CO2 de sus instalaciones.

¿Qué actuaciones de inspección realiza la Dirección General de Industria, Energía y Minas en materia de seguridad industrial?

Una de las principales funciones de la Comunidad de Madrid es garantizar a los ciudadanos que las instalaciones/productos industriales cumplen con los requisitos de seguridad que establecen los reglamentos que apliquen en cada caso. Para ello, la Dirección General de Industria, Energía y Minas dispone de un cuerpo de inspectores cuya función diaria es realizar inspecciones en los distintos campos que son competencia de este órgano.

Conviene aclarar que estas inspecciones son independientes a las reguladas en los distintos reglamentos de seguridad industrial, que son encargadas por los titulares y son realizadas por los organismos de control.

Así, a diferencia de las inspecciones realizadas por los organismos de control, las inspecciones de la Dirección General se realizan sin aviso previo a los titulares, por lo que reflejan mucho mejor la situación real de los distintos sectores.

El objeto de las mismas es muy variado. Podría mencionar, por ejemplo, las inspecciones a las gasolineras, en las que se comprueba que las instalaciones cumplen los requisitos de seguridad exigidos y que los instrumentos de medida (aparatos surtidores y manómetros) funcionan correctamente y han superado las correspondientes verificaciones periódicas, las inspecciones a los centros de transformación, en las que se comprueban las medidas de seguridad de las instalaciones o las inspecciones a las estaciones de inspección técnica de vehículos (ITV), donde se verifica que las inspecciones de vehículos se realizan correctamente en las distintas estaciones.

Para que sus lectores puedan comprobar el esfuerzo inspector que realizamos todos los años, le diré que hacemos alrededor de 3400 inspecciones con nuestros propios inspectores anualmente; cifra a la que hay que añadir, además, las cerca de 80000 inspecciones que realizan las distintas entidades que actúan en el ámbito de la seguridad industrial en nuestra región (organismos de control, entidades de inspección y control industrial, y entidades colaboradoras de la administración).

En instalaciones frigoríficas ¿Cuántas inspecciones se han realizado y qué resultados se han obtenido?

Concretamente en el campo de las instalaciones frigoríficas, en los últimos cinco años se han realizado 186 inspecciones que, por cierto, han arrojado resultados bastante preocupantes, ya que más del 95% de las instalaciones han presentado defectos.

¿Qué aspectos de las instalaciones son comprobados durante las inspecciones?

La inspección se divide en dos partes, una más formal o documental y la otra más técnica. Durante la primera, el inspector comprueba que la instalación cuenta con toda la documentación requerida: libro registro de la instalación debidamente cumplimentado y en el que constan las revisiones, reparaciones, y modificaciones realizadas por parte de empresas habilitadas; manual de instrucciones; documento acreditativo de la formación del encargado de la instalación frigorífica; y, cuando lo requiere el reglamento, certificado de inspección favorable emitido por organismo de control; póliza de seguro de responsabilidad civil y contrato de mantenimiento con empresa habilitada.

Por otro lado, durante la segunda fase se verifica que la instalación cuenta con todas las medidas de seguridad que establece el reglamento, como por ejemplo: que la instalación se encuentra en una sala de máquinas, cuando esto es requerido; que dicha sala dispone de cartel de seguridad a la entrada, interruptor de emergencia de paro del sistema a la entrada, puertas de acceso adecuadas, etc. En relación a las cámaras, se comprueba, entre otros aspectos: que su número coincide con la información reflejada en el libro registro; que las puertas disponen de dispositivo que permiten su apertura manual desde el interior; que las cámaras de temperatura negativa disponen de dispositivos de llamada o de hacha tipo bombero, etc.

¿Cuáles son los defectos más comunes detectados en las inspecciones?

En un gran número de inspecciones detectamos que la instalación existente no coincide con la descrita en el libro registro porque se han realizado ampliaciones o modificaciones sin comunicarlas a la Dirección General. También es frecuente que en el libro no consten las revisiones periódicas o los controles de fugas efectuados. En este sentido, habría que concienciar a los profesionales de la importancia de reflejar en el libro las actuaciones realizadas porque, de lo contrario, el responsable no podrá acreditar ante la Administración que éstas se han efectuado.

En cuanto a las medidas de seguridad, seguro que le sorprende saber que casi el 50% de las instalaciones con cámaras carecen de dispositivo de llamada o de un hacha tipo bombero, lo que pone seriamente en riesgo la seguridad de las personas que tienen que utilizarlas. En este sentido cabe destacar que es posible que el hacha haya sido retirada por el titular en algún momento pero la ausencia del dispositivo de llamada es directamente achacable al instalador que construyó la instalación frigorífica, ya que sería muy extraño que el titular lo hubiese eliminado posteriormente.

Sobre las salas de máquinas, aproximadamente el 30% de las salas inspeccionadas, dispone de una ventilación insuficiente, no cuenta con puertas de acceso adecuadas o no dispone de sensores de concentración de refrigerante y alarma, siendo estos requeridos.

En este punto, querría hacer un llamamiento a los instaladores para hacerles ver la importancia de que las instalaciones cumplan con todas las medidas de seguridad establecidas en los reglamentos, ya que éstos no se han hecho para llenar páginas del BOE sino para proteger a las personas, los animales, los bienes y el medio ambiente, y evitar, en lo posible, que ocurran accidentes.

¿Qué consecuencias tiene la detección de incumplimientos en el transcurso de las inspecciones?

Depende mucho de los incumplimientos y resulta difícil dar una receta universal pero, como es lógico, no tratamos de la misma forma a aquellos titulares que realizan todas las comprobaciones establecidas y pasan las inspecciones periódicas en plazo pero  presentan un defecto puntual de mantenimiento durante una de nuestras inspecciones que a aquellos otros que no mantienen en condiciones sus instalaciones, no encargan las inspecciones periódicas o no corrigen los defectos que se detectan en las mismas.

En el primero de los casos, si el defecto encontrado se corrige en el plazo concedido, solemos ser bastante benévolos, mientras que en el segundo, es habitual que incoemos un expediente sancionador que suele terminar con una sanción, que puede ser mayor o menor en función del defecto encontrado y si este ha sido o no corregido posteriormente. A este respecto, creo que es importante recordar que el régimen sancionador de la Ley de Industria fue modificado a finales del año 2018 y que actitudes como no someter las instalaciones a las inspecciones reglamentarias o mantenerlas en funcionamiento en condiciones inadecuadas pueden conllevar multas que pueden alcanzar los seis millones de euros sin llegar siquiera a considerarse como infracciones muy graves.

En cualquier caso, conviene también mencionar que si la deficiencia detectada supone un riesgo grave o inminente, se ordena la paralización de la instalación hasta que  subsane el defecto detectado.

¿Qué plan de futuro tiene la Comunidad de Madrid para mejorar la seguridad de las instalaciones, a la vista de los resultados de las anteriores campañas?

Teniendo en cuenta los resultados de inspección obtenidos hasta ahora, hemos decidido reforzar las campañas de inspección a este tipo de instalaciones con objeto de conseguir que los titulares y los profesionales tomen conciencia de la importancia de la seguridad y cumplan con las medidas establecidas en el reglamento y también estamos barajando la posibilidad de iniciar algún tipo de campaña de concienciación de los titulares para recordarles sus obligaciones a este respecto.

¿Hay algo que considere necesario plantear a los profesionales y las empresas del sector de la refrigeración o a las asociaciones que los representan?

En cuanto a los profesionales frigoristas, durante la entrevista he tenido la oportunidad de poner encima de la mesa los nefastos resultados de nuestras inspecciones y la mala situación en la que se encuentran muchas de nuestras instalaciones y he hecho un llamamiento a los profesionales para concienciarles de la importancia de que las instalaciones sean seguras. A los que son profesionales, se preocupan por su trabajo y por la seguridad de las instalaciones y cumplen el reglamento, les doy la enhorabuena y les animo a seguir como hasta. Por otra parte, al resto les pido que cambien su forma de proceder y contribuyan a garantizar la seguridad de las instalaciones cumpliendo el reglamento y les advierto que, en caso de no hacerlo, correrán el riesgo de enfrentarse a unas sanciones muy serias que, muy probablemente, pondrán en peligro su continuidad en este campo.

En cuanto a las asociaciones, en la Dirección General somos conscientes de la labor de divulgación de conocimiento y la contribución de la profesionalización del sector por lo que agradezco el esfuerzo realizado en este sentido y les reitero mi más sincera enhorabuena por el éxito de Tecnofrío.

Formación
Jornadas y eventos

Jornadas Técnicas Otros eventos
subir

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Más información | Cerrar