Login
agenda de Atecyr

Noticia Atecyr

20/06/2022 Conclusiones del XVII Encuentro Anual de Atecyr

El pasado 16 de junio de 2022, tuvo lugar el XVII Encuentro Anual de Atecyr en el Hotel Monumento San Francisco de Santiago de Compostela, con el objetivo de reflexionar y debatir sobre el reto de la descarbonización a través de la rehabilitación de las instalaciones térmicas de edificios existentes. Al evento asistieron más de 100 técnicos entre socios, ponentes e invitados.

El presidente de Atecyr, Rafael Vázquez Martí, inauguró la jornada, agradeciendo a los asistentes su participación en el encuentro. Posteriormente, dirigió unas breves palabras acerca de la relevancia de la descarbonización de las instalaciones térmicas en el proceso global y presentó a los ponentes que intervendrían a lo largo de la mañana.

Seguidamente, Luís Durán Ageitos, presidente de la Agrupación de Galicia, agradeció la buena acogida del encuentro entre los socios de Atecyr y dio la bienvenida a todos los asistentes.

Juan I. Rodríguez Fernández-Arroyo, Director de Energía del INEGA, expuso las principales políticas y estrategias que se están aplicando desde la Xunta de Galicia para conseguir la neutralidad de emisiones de gases de efecto invernadero de las instalaciones térmicas de los edificios existentes. Los fondos destinados a la consecución de la disminución de la demanda, el aumento de la eficiencia y la implantación de energías renovables han llegado a sus destinatarios últimos y han conseguido que Galicia se esté posicionando como un polo de eficiencia energética destacado.

En su intervención, Jacobo Llerena Iglesias, Subdirector General de Eficiencia Energética del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, agradeció a Atecyr su labor como principal asociación tractora hacia los ambiciosos objetivos planteados para la descarbonización de las instalaciones térmicas de los edificios existentes. En su ponencia sobre los Certificados de Ahorro Energético, regulación y nuevas perspectivas en el ámbito de la eficiencia energética, expuso la firme convicción que tiene la Administración en disminuir la demanda de energía de los mismos a través de este novedoso mecanismo voluntario para los sujetos obligados (comercializadoras de energía), que pretende facilitar el camino hacia el “Fit for 55”, devolviendo el protagonismo al sector privado.

La necesidad de implantar estos Certificados de Ahorro Energético, se basa en que propiciarán la monetización de los ahorros conseguidos, la flexibilización del cumplimiento de los mismos y su consecución al menor coste posible, lo que, en principio, debería facilitar el aumento del mercado de la eficiencia energética en España y la generación de beneficios no energéticos como el impulso del empleo, la productividad y la competitividad empresarial.

Pau García Audi, Policy Officer. Directorate-General for Energy Efficiency, dedicó su ponencia a trasladar los cambios más significativos de la modificación de la directiva EPBD, asegurando que esta, por sí sola, garantiza hasta un 50% de ahorro energético en el consumo de las instalaciones térmicas. Los edificios son grandes consumidores de energía (hasta el 40% de la total en la Unión Europea) y la tasa de rehabilitación para remediar esta situación está siendo mucho más lenta de lo esperado. Al mismo tiempo, indicó que la pobreza energética hace que muchos ciudadanos de la unión no sean capaces de climatizar adecuadamente sus hogares. Doblar la tasa de rehabilitación solucionaría esta situación, crearía puestos de trabajo y disminuiría las emisiones de gases de efecto invernadero. Para ello, la Renovation Wave dispone de un conjunto de medidas políticas y herramientas financieras que derriban los obstáculos en la cadena de rehabilitación, desde la concepción de los proyectos hasta su financiación y finalización. Por otro lado, la situación provocada por el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, está acelerando los planes previstos para conseguir la independencia de los combustibles fósiles rusos. A este efecto, desde Europa, se ha diseñado el plan REPowerEU, basado en el ahorro energético, la producción de energía limpia y la diversificación del suministro de la misma, dando un gran impulso a la captación fotovoltaica y eólica.

A continuación, Livio Mazzarella, Vicepresidente de REHVA y Full Professor del Departamento de Energía del Politécnico de Milán, realizó una radiografía de la situación de la rehabilitación de edificios en la Unión Europea, reforzando las palabras de Pau García Audi y facilitando algunos datos más. Solo el 1% edificios europeos se someten a renovaciones energéticas cada año y no son demasiado efectivas, consiguiendo ahorros de aproximadamente un 9% en viviendas y un 16% en edificios comerciales. Las renovaciones profundas, que reducen más de un 60% energía final, solo se producen en el 0,3% del parque europeo rehabilitado. Livio insistió que esta década debe ser la de la renovación de los edificios. Para cumplir el nuevo objetivo climático (reducción del 55% de emisiones), nuestros edificios deben rehabilitase a un ritmo mayor y la UE tiene que diseñar políticas de descarbonización de edificios para una transición energética socialmente justa (la legislación de la UE sobre eficiencia energética empieza a reconocer que, segmentos específicos de la población, merecen especial atención). Incentivar el cambio de combustible a través del aumento del precio de los combustibles fósiles no mejora la calidad de vida de los residentes y no soluciona la pobreza energética, porque no apunta al desempeño del edificio. Los edificios ineficientes requerirán grandes cantidades de calor renovable para estar cómodos, y los edificios con fugas energéticas seguirán teniéndolas si la atención se centra únicamente en la descarbonización del suministro de energía. Los hogares energéticamente pobres quedan en gran medida fuera de los programas de financiación para la renovación profunda y la descarbonización completa de los edificios y el marco legislativo actual no concede suficiente importancia a la accesibilidad de la información sobre cómo beneficiarse de las políticas al respecto. La asistencia técnica debe enfocarse hacia la movilización social de la comunidad, en lugar de solo brindar asesoramiento técnico sobre qué elementos de construcción priorizar en la renovación o qué materiales o tecnologías adquirir. Las medidas de asistencia técnica también deben dirigirse a ayudar a las autoridades locales a obtener información sobre cómo acceder a la financiación nacional o de la UE, porque estas autoridades tienen una mejor comprensión de las realidades locales, incluida la proporción de hogares energéticamente pobres, su ubicación y su acceso a otros servicios (sociales, etc.).

En su ponencia sobre la rehabilitación de las instalaciones térmicas en España, Ricardo García San José, Vicepresidente del Comité Técnico de Atecyr, comenzó con una serie de datos estadísticos que hacen reflexionar sobre la gran importancia que tiene dicha rehabilitación en la sostenibilidad de nuestro actual modo de vida; para alcanzar los objetivos planteados en 2050, será imprescindible intervenir en las envolventes (rehabilitación profunda o integral), tanto en aislamiento como en protección solar. La clave de la eficiencia energética reside en el propio edificio, por lo que, desde su concepción, se debe tener en cuenta el uso del mismo y las particularidades climáticas de su emplazamiento. Una vez rehabilitada la envolvente, la sustitución de los equipos generadores de energía y la adecuación de los sistemas de distribución y emisión pueden, junto con la implantación de las energías renovables, conseguir fácilmente que los edificios sean de energía positiva. España tiene un gran potencial de generación de energía solar que debe aprovechar, a la vez que un clima ciertamente benigno que permite reducir la demanda sin menoscabar la calidad de aire interior (enfriamiento gratuito a través de la ventilación, preferentemente mecánica). Para finalizar, Ricardo García destacó la importancia del uso de recuperadores de energía para obtener una ventilación eficiente cuando las temperaturas exteriores sean extremas y la necesidad del contaje para poder valorar adecuadamente los rendimientos de las instalaciones térmicas.

Alberto Jiménez Martín, miembro del Comité Técnico de Atecyr, procedió a repasar las soluciones tecnológicas disponibles ante el reto de la descarbonización de las instalaciones térmicas de los edificios existentes, desde los sistemas basados en ciclos de compresión mecánica, energía solar y biomasa hasta los más novedosos gases de origen renovable o residual. Los sistemas basados en el ciclo de compresión mecánica, aerotermia, geotermia e hidrotermia, son altamente eficientes siempre que las condiciones exteriores no sean especialmente extremas y la temperatura de impulsión moderada. Por otro lado, las energías renovables como la solar, eólica, hidráulica, undimotriz y mareomotriz no siempre están disponibles cuando se necesitan y la utilización de gases renovables como el hidrógeno y gases residuales están dando sus primeros pasos, por lo que su uso no está generalizado. Todas estas razones desembocan en la siguiente conclusión: en el futuro cercano, mientras se terminan de desarrollar otras alternativas, las opciones de descarbonización de las instalaciones térmicas de los edificios existentes y de nueva construcción, pasan por la generación de energía mediante hibridación de sistemas y debe apoyarse en el autoconsumo, el almacenamiento y las comunidades locales de energía.

Para finalizar el encuentro, Pedro Vicente Quiles, Doctor Ingeniero Industrial, Catedrático del Área de Máquinas y Motores Térmicos de la Universidad Miguel Hernández de Elche y Presidente del Comité Técnico de Atecyr, moderó la mesa redonda en la que participaron los ponentes Livio Mazarella, Ricardo García y Alberto Jiménez, a los que se unió Arcadio García Lastra, Secretario Técnico de Atecyr. En el debate se profundizó sobre las siguientes temáticas:

  • Plazos establecidos en la EPBD para la descarbonización de los edificios existentes y armonización de las certificaciones de eficiencia energética de los mismos. Sin lugar a dudas, estamos ante una aceleración del proceso de descarbonización, lo que exigirá ímprobos esfuerzos por parte de todos los sectores de la sociedad.
  • Implicaciones del reciente REPowerEU: ante la presente crisis energética, económica y de materias primas, este plan parece dar prioridad al despliegue de las energías renovables frente a la disminución de la demanda y la eficiencia de las instalaciones térmicas de los edificios para así conseguir la independencia europea de los combustibles fósiles rusos.
  • Utilidad del uso de ciertos indicadores energéticos como el SRI (Smart Readiness Indicator) para la evaluación de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas de los edificios; sin lugar a dudas, queda mucho por hacer en este campo. Si en 2050 los edificios no emiten … ¿todos los edificios serán de clase A? Ciertamente no, habrá que considerar cómo el consumo del edificio se adapta a la red eléctrica.
  • Aunque la hibridación de sistemas en la generación de energía es una buena solución, los dos pilares de la descarbonización son, la electrificación y su generación in situ. Solo si la red eléctrica tiene un mix 100% renovable lograremos alcanzar el objetivo fundamental.
  • Una reciente modificación en el CTE, concretamente en lo que afecta al DB-HE 5 (Real Decreto 450/2022, de 14 de junio, por el que se modifica el Código Técnico de la Edificación, aprobado por el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo), parece encaminarnos hacia la hibridación de la energía solar fotovoltaica con la bomba de calor e introduce el DB-HE 6 relativo a los puntos de recarga de vehículos eléctricos. Simultáneamente, se ha publicado la Ley 10/2022, de 14 de junio, de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, por la que se podrá conseguir importantes deducciones por el hecho de rehabilitar edificios existentes.
  • Importancia de las inspecciones durante y tras los procesos de rehabilitación, para comprobar, de manera fehaciente, la efectividad de las mismas.
  • La descarbonización de las instalaciones térmicas en los edificios existentes necesita de la flexibilidad de dichas instalaciones, y para ello, la acumulación de energía tendrá un papel preponderante.
  • En el corto plazo, la capacidad de la red eléctrica de muchos de los países miembros no está preparada para la electrificación total de las instalaciones térmicas. España en este caso tiene cierta ventaja, debido a que las necesidades de refrigeración que tenemos, casi exclusivamente satisfechas por equipos eléctricos, ha derivado en una potente red de distribución.

Atecyr va a profundizar en el impacto de la descarbonización y el reto de la rehabilitación de las instalaciones térmicas de los edificios de consumo de energía casi nulo a través de jornadas estrellas que se van a celebrar en las distintas agrupaciones.

Accede a los vídeos de cada ponencia en el canal de Youtube, Universo Atecyr

Formación
Jornadas y eventos

Jornadas Técnicas Otros eventos
subir